Aerotermia con radiadores o suelo radiante

Aerotermia con radiadores o con suelo radiante: ¿qué es mejor?

La aerotermia es un tipo de tecnología limpia que extrae un gran porcentaje de la energía ambiental del aire. Cada vez es más usada para los sistemas de calefacción, ya sean radiadores o suelo radiante. Sin embargo, ¿es mejor la aerotermia con radiadores o suelo radiante? Esta es la duda que trataremos de resolver a lo largo de este artículo, así que, si te interesa, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la aerotermia?

Empecemos por el principio, que es definir lo que es la aerotermia, pues es un concepto que probablemente nunca hayas escuchado. También es de suma importancia que entiendas lo que es esta tecnología para después comprender si te viene mejor la aerotermia con radiadores o con suelo radiante.

Para contarlo resumidamente, la aerotermia son bombas de calor que tienen la función de refrigerar el aire en verano y calentarlo en invierno. Además, es un método que respeta el medioambiente, pues se puede extraer hasta un 77 % de energía limpia del aire. En cuanto a su funcionamiento, el aire se puede calentar gracias al ciclo termodinámico, que usa un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer el calor del aire exterior.

Hablando de sus ventajas, es una energía muy eficiente, totalmente renovable, requiere de muy poco mantenimiento, es muy segura, es de bajo coste, su instalación es muy sencilla y consume muy poca energía. Otra de las ventajas de la aerotermia es que sirve para varias salidas, como radiadores o suelos radiantes, así que en los siguientes apartados vamos a ver cómo funciona con cada una de estas opciones.

Aerotermia con radiadores

En primer lugar, para descubrir si es mejor la aerotermia con radiadores o suelo radiante, veamos cómo funciona esta tecnología con radiadores. En este caso, los radiadores que se deben usar son los de baja temperatura. Realmente son muy parecidos a los convencionales de toda la vida, solo que no es necesario que el agua alcance temperaturas tan elevadas. Eso sí, no funcionan en modo refrigeración, por lo que solo te servirán para calentar la casa en invierno, y suelen tener un tamaño mayor.

Además, el calor no se distribuye de forma homogénea, ya que hará más calor en la zona próxima al radiador y más frío cuanto más alejado estés. También es cierto que ese aire caliente suele subir hacia el techo, donde se enfría y luego cae hacia abajo. Por este motivo, se suele necesitar aumentar la temperatura del radiador para conseguir un ambiente más agradable, algo que no sucede con los suelos radiantes. Hoy en día, incluso se están empezando a construir bombas aerotérmicas que permiten el uso de esta tecnología en los radiadores convencionales, pues alcanzan una temperatura superior de impulsión.

¿Y a quién le interesa la aerotermia con radiadores? Pues a las personas que tienen radiadores en su casa y que no quieren realizar la obra de levantar el suelo para instalar el suelo radiante, bien porque es una inversión económica grande o bien porque altera el día a día de los inquilinos de la vivienda durante una temporada. Es por ello que la instalación de suelo radiante se recomienda en viviendas de nueva construcción o en el caso de que vayas a realizar una reforma integral en casa.

Para terminar, algunas de las ventajas de la aerotermia en radiadores es que tiene una instalación sencilla, hay un gran ahorro de dinero, tiene un bajo coste de mantenimiento, ofrece un rendimiento mayor que con calderas de gas o gasoil, es un sistema silencioso y permiten un control remoto.

Aerotermia con suelo radiante

Por otro lado, se encuentra la aerotermia con suelo radiante, que también es una opción muy factible. De hecho, suele ser lo más común, ya que la aerotermia suele trabajar con una temperatura de unos 55 ⁰C. Desde luego que poder calentar toda la casa de forma uniforme y eficiente es una gran ventaja que los radiadores no ofrecen. Asimismo, al manar el calor del suelo, se evita el efecto de pies fríos que sí suele suceder con los radiadores.

Por supuesto, otra de las grandes ventajas de la aerotermia con suelo radiante es que este sistema de calefacción está oculto bajo el suelo, lo que supone un ahorro de espacio y que la estética de las paredes sea mejor, con la ausencia de radiadores. Sin embargo, como nota negativa encontramos el coste de instalar el suelo radiante, que no suele ser barato. No obstante, a largo plazo sí supone un gran ahorro en energía y en dinero con respecto a los radiadores, pues la energía se usa de manera más eficiente. Normalmente es una inversión que se amortiza en unos dos años.

Si hablamos de ventajas de la aerotermia con suelo radiante, una de las principales es su gran inercia térmica. Esto significa que, una vez apagada la calefacción, el calor seguirá estando presente durante varias horas más, lo que puede aumentar si la vivienda está bien aislada térmicamente. Así, puedes mantener una temperatura ambiente agradable usando agua de entre 35 y 45 ⁰C, que en términos de calefacción es baja temperatura, lo que supone un gran ahorro en energía y en la factura de la luz.

En conclusión, no es que entre la aerotermia con radiadores o suelo radiante haya una opción mejor que la otra, sino que cada una tiene unas características diferentes y debes estudiar cuál es la que mejor encaja con tu caso. La aerotermia con suelo radiante parece tener más ventajas que con los radiadores, pero debes pensar si te compensa el esfuerzo y la inversión económica de su instalación. Por otro lado, los radiadores es un método de climatización que probablemente ya tengas en casa, por lo que no tendrás que invertir dinero ni energía en instalarlos.

En cualquier caso, elijas aerotermia con radiadores o con suelo radiante, recuerda que lo más importante es llenar tu hogar de confort. ¿Tú usas aerotermia con radiadores o suelo radiante? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Pídenos presupuesto
Quizás te interesa...