¿Caldera de gas o termo eléctrico?

¿Caldera de gas o termo eléctrico?

¿Termo eléctrico o caldera de gas? No sabes que elegir y tampoco te queda claro que es mejor. Tranquilo, sigue leyendo y entérate de todo; los requerimientos, pros y contras de cada máquina y para que está indicado cada uno.

Elegir un termo eléctrico

Los termos son máquinas simples que calientan el agua por medio de una resistencia eléctrica (funcionan solo con electricidad) gracias al efecto Joule, son baratos y fáciles de instalar. En cuanto la temperatura del agua del acumulador baja, comienza a calentarse lentamente, por lo que habrá que esperar cierto tiempo entre una extracción y otra. Solo suministran agua caliente, para la calefacción se requerirá de otras máquinas térmicas.

  • Requerimientos: Solamente un punto de luz cercano y las tomas de agua (entrada y salida).
  • Pros: Muy fácil y rápido de instalar, precio reducido, se evita el contratar un servicio de suministro de gas, no necesita ningún dictamen ni revisiones periódicas, un termo de gran capacidad podría dar servicio a varios grifos simultáneos.
  • Contras: Capacidad de agua caliente limitada por el volumen del termo, tiempo de espera mientras se está calentado el agua, pérdida de temperatura progresiva, deterioro y goteo del termo con el paso del tiempo (acaba picándose la cuba por acto de la corrosión).

Termo eléctrico

Elegir una caldera de gas

Las calderas de gas son máquinas más complejas y completas que los termos, general calor por medio de la combustión de un hidrocarburo (necesidad de suministro de gas), dan servicio a agua caliente y calefacción (si son calderas mixtas). Suministran agua caliente de forma continuada y sin esperas.

  • Requerimientos: Un punto de luz, tomas de agua, acceso a suministro de gas (canalizado o bombonas) y la realización de certificado de Instalación Individual de Gas por personal autorizado.
  • Pros: Ofrecen agua caliente y calefacción, una máquina para ambos servicios, suministro de agua caliente  de forma ininterrumpida (no hay que esperar y no se acaba).
  • Contras: Obligatoriedad de contratar un suministro de gas canalizado (si pasa por tu vivienda) o bombonas, precio más elevado que los termos, instalación más compleja que requiere de persona con conocimientos en soldaduras y que se certifique a posteriori la seguridad de la instalación, precisa de revisiones periódicas (tanto la instalación de gas como el propio aparato), calderas sin acumulador no pueden calentar con garantías varios grifos simultáneos.

Instalación de calderas de gas
91 438 99 06
Dictamen de gas incluido (firmado por Ingeniero Industrial)

saunier duval themafast condens 25 30 kW

¿Necesito una caldera de gas o un termo eléctrico?

Depende de tus necesidades, el dinero que quieras invertir y de si ya existe una instalación de un aparato antiguo te recomiendo uno u otra máquina.

– Un termo está orientado a suministrar pequeñas cantidades de agua caliente. Está indicado para viviendas pequeñas de una planta, que dispongan de calefacción (eléctrica, comunitaria, estufa de pellet…), perfecto para casas de verano (donde no se necesita calefacción) o para suministrar agua caliente a un único punto (como un baño).
Es una forma de tener agua caliente muy económica (el precio del termo y su instalación son relativamente baratos).
La instalación es sencilla (pueden instalarse en cualquier sitio) y no tiene que pasar ningún control ni mantenimiento obligatorio, aunque, se recomienda cambiar el ánodo de sacrificio cada cierto tiempo para evitar que el termo se pique.

– Una caldera ofrece agua caliente continua y calefacción, ideal para viviendas cualquier tamaño ( mayor potencia cuanto más metros cuadrados tenga).
Las calderas son más caras, tienen una instalación más compleja (al emplear gas) y se debe de pasar un control de seguridad de instalación y aparato, tanto de puesta en servicio como periódico.

Cambiar un termo por una caldera

Si quieres cambiar un termo por una caldera a gas, debes tener en cuenta si existe la posibilidad de engancharte a la red de distribución de gas canalizado o si por el contrario tienes que utilizar bombonas. Para ambas soluciones se requiere de un dictamen de instalación de gas firmado por una persona autorizada por industria.

Para el sistema de calefacción tendrá que realizarse una instalación de radiadores con tubos en superficie, esta deberá de calcularse en función de las dimensiones y características de la vivienda.

Cambiamos tu viejo termo por una caldera de gas
91 438 99 06
¡Agua caliente initerrumpida y sin esperas!

En resumen

Una termo se recomienda cuando solo se necesita agua caliente y para pequeñas demandas (se acaba el agua caliente y hay que esperar un tiempo), si se quiere tener calefacción habrá que buscar otro sistema de calor a parte. Es barato y fácil de de instalar y mantener.

Por el contrario, una caldera puede suministrar agua caliente de forma ininterrumpida y calefacción de forma simultánea. Es más caro (requiere gas), la instalación y mantenimiento son más complejas y requieren de un control de seguridad (dictámenes de instalación y control periódico).

Otro tema es el coste en la factura, ¿Cómo es más barato calentar el agua, empleando electricidad o gas?… eso queda para otro post.