Cambiar tu caldera atmosférica por estanca de condensación

Cambio de caldera atmosférica por estanca de condensación

Las calderas atmosféricas son de las más comunes en las casas españolas, pero lo cierto es que son poco eficientes y contaminan mucho. Incluso su fabricación ha llegado a prohibirse en la normativa española y europea por los peligros que entrañan. Por tanto, cambiar la caldera atmosférica por condensación es casi una obligación. Si te interesa, en este artículo te vamos a contar todas las claves sobre este tema. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una caldera atmosférica?

En primer lugar, antes de contarte si es recomendable cambiar una caldera atmosférica por condensación, es importante que entiendas cómo son exactamente este tipo de calderas, aunque probablemente tengas una en casa o la hayas tenido en algún momento. A diferencia de las calderas estancas, que toman el aire para la combustión del exterior, las calderas atmosféricas lo toman del lugar en el que se encuentran, que puede ser del exterior o del interior de la vivienda; esto supone un riesgo para la salud, ya que  en caso de fallo del sistema de evacuación de gases pude ocasionar accidentes (y hasta la muerte) por inhalación de gases de la combustión.

De esta manera, usan el oxígeno que está presente en el aire para la combustión, expulsando así los gases por una chimenea. No obstante, si estos gases no se expulsan correctamente, se pueden producir intoxicaciones entre los inquilinos de la casa.

Por este motivo, el lugar en el que se encuentre la caldera atmosférica debe estar muy bien ventilado. Una de sus principales características es que la quema del combustible no es muy eficiente, lo que significa que se contamina demasiado para los resultados que se consiguen y que la factura a final de mes será muy alta para mantener una temperatura agradable en casa. Asimismo, existe el riesgo de que la combustión pudiera soltar gases tóxicos en la habitación, ya que la cámara de combustión no está aislada.

¿Es recomendable cambiar la caldera atmosférica por estanca?

Ahora que ya sabes lo que es una caldera atmosférica, veamos si cambiar una caldera atmosférica por estaca es recomendable. Las calderas de condensación son aquellas que aprovechan el calor latente de condensación presente en los humos de la combustión.

Son un tipo de calderas con una eficiencia de combustible muy alta, es decir, tienen una gran capacidad para convertir el combustible en calor, lo que hace que ahorres dinero y contamines menos. Además, tienen una gran seguridad y una menor toxicidad gracias al diseño de su entrada de aire y salida de humos.

Como su propio nombre indica, una caldera de condensación basa su funcionamiento en la condensación. Esto quiere decir que una sustancia en estado gaseoso se convierte en líquido para generar una energía llamada calor latente. Asimismo, para que la condensación se lleve a cabo, es necesario que se alcance una determinada temperatura con el fin de que libere energía.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, se puede deducir que cambiar la caldera atmosférica por condensación es una buena opción. Por ejemplo, mientras la caldera atmosférica tiene una eficiencia de combustible de entre el 70 y el 90 %, la caldera de condensación tiene una eficiencia del 105 %. Hablando de dinero, entre un 10 y un 30 % del combustible de una caldera atmosférica se derrocha completamente, mientras que una caldera estanca aprovecha el 100 % del combustible, por lo que genera la misma energía por menos dinero.

Algo que suele dar mucho miedo a algunas personas es la seguridad de las calderas y puede ser uno de los grandes motivos para cambiar una caldera atmosférica por condensación. La atmosférica puede emitir gases tóxicos en la estancia en la que se encuentra, por lo que es necesario un sistema de extracción de gases. Por el contrario, la caldera estanca tiene una cámara de combustión que está totalmente aislada, por lo que los gases nunca entran en contacto con las personas.

El último motivo que vamos a mencionar para cambiar la caldera atmosférica por condensación es la entrada de aire y la salida de humos. En la atmosférica el aire se toma directamente de la estancia en la que se encuentra la caldera, lo que significa que los humos deben salir espontáneamente, que es una fuente de riesgos. Sin embargo, en las estancas la caldera está conectada con el exterior mediante tubos por los que entra el aire y salen los humos.

Y, por si fuera poco, las calderas de condensación son más silenciosas que las atmosféricas, por lo que no te molestará, aunque se ubique cerca de la habitación donde descansas. De hecho, estos son algunos de los motivos de la prohibición de las calderas atmosféricas, aunque en el siguiente apartado te contamos más en profundidad sobre este aspecto.

¿La caldera atmosférica está prohibida?

Con motivo de las desventajas que te hemos comentado anteriormente, la normativa española y europea prohibió su uso a nivel doméstico desde 2010 y la fabricación de este tipo de equipos desde 2015. Por tanto, ya sea que tu vivienda sea de nueva construcción o ya la tengas desde hace años, ya no puedes instalarla pues la caldera atmosférica está prohibida por los riesgos que tiene su uso.

En el caso de que tengas una caldera de este tipo que se instalara antes de la prohibición de las calderas atmosféricas, no tienes la obligación de cambiarla, pero, como hemos visto en el apartado anterior, sí es muy recomendable que la cambies por una caldera estanca de condensación. En el caso de una vivienda de nueva construcción, te aconsejamos que optes por este último tipo de caldera. No obstante, a pesar de la prohibición de las calderas atmosféricas, sí están permitidas en salas de calderas que cuenten con una instalación especial de extracción de gases.

Por último, esperamos que este artículo te haya servido de mucha utilidad para darte cuenta de que lo más recomendable es cambiar la caldera atmosférica por condensación con el fin de tener una caldera más eficiente, más económica y menos peligrosa. Recuerda que hoy en día lo más importante para calentar tu casa es la eficiencia. ¿Hasta cuándo tuviste una caldera atmosférica? ¿Sabías todas las desventajas que tenía? ¡Te leemos en los comentarios!

Pídenos presupuesto
Quizás te interesa...