La caldera no calienta el agua lo suficiente

El agua no sale muy caliente

Te estás duchando y por más que esperas el agua no llega a salir demasiado caliente, cuando unos meses atrás (en verano) no lo hacía, esto puede deberse a varios motivos, te explico a continuación como puedes solucionarlo.

Doy por supuesto que ya has modificado la temperatura del agua en el selector de la caldera, y continua la situación.

El caudal de agua, ¿Te has fijado cuanta cantidad de agua sale?

Reducir caudal de agua grifoEste es un problema frecuente y de una muy fácil solución.
Las calderas murales que típicamente tenemos en nuestras casas, calientan el agua de forma instantánea, es decir, al abrir el agua caliente en un grifo este pasa por la caldera y recibe calor para usarse en ese momento.
La cantidad de agua o caudal que la caldera podrá suministrar a una temperatura deseada viene limitada por la potencia de la máquina.

IMPORTANTE: Cuanta más potencia tiene la máquina más cantidad de agua podrá calentar al mismo tiempo.
Las calderas de 25 kW trabajan en unos valores similares a estos, para un caudal de 12 L/min tienen un incremento de temperatura mínimo de 30 ºC.
Es decir, si te llega el agua fría a 10 ºC, la caldera como mínimo te podrá ofrecer 40 ºC en agua caliente. Si reduces el caudal a 10 L/min obtendrás más temperatura.

NOTA: El caudal del agua (litros/minuto), es equivalente a su velocidad.

Prueba a reducir el caudal, calentará más ahorrando en agua y gas

Si reduces la cantidad de agua que circula:

  1. El fluido se ralentiza, permaneciendo más tiempo en la caldera y obteniendo el agua más caliente.
  2. Consumes menos agua.
  3. Reduces el consumo de gas ya que hay menos agua que calentar.

Como ves, todo son ventajas.

¿Cómo reducir el caudal del agua?

Hay varias formas, dependiendo del alcance que quieras lograr. Y se hace girando las llaves o grifos en una de estas opciones.

  • Cerrando la llave de paso general, podrás modificar la cantidad de agua que circula para todos los grifos y duchas de la casa, de agua fría y caliente.
  • Cerrando la llave de la caldera, reducirás caudal del agua caliente en toda la casa. Esta llave es la toma de agua fría que entra a la caldera, algunas instalaciones no incorporan esta llave.
  • Cerrando la llave de la cocina o baños modificas solo el caudal de esa estancia.
    Para mí la mejor opción, así puedes ajustar de forma independiente los caudales.

Cuando estés manipulando estas llaves es normal que para que notes la diferencia al reducir el caudal tengas que casi cerrar por completo la llave (a lo mejor dejarla al 90% cerrada).

RECUERDA: Las llaves o grifos se cierran girando hacia el lado derecho (sentido de las agujas del reloj), y se abren en el sentido contrario.

¿Y si quiero más cantidad de agua y siempre caliente?

Acumulador de agua calienteSi no quieres reducir la cantidad de agua en los grifos y quieres una temperatura alta (y constante) necesitarás un sistema de acumulación de agua.
Con un depósito de acumulación podrás disponer inmediatamente de agua caliente, para un moderado/alto valor de caudal y siempre a una temperatura constante. Puede dar suministro para varios grifos al mismo tiempo, que es una gran ventaja en viviendas con gran número de miembros.

Hay dos posibilidades:

  1. Instalar un sistema de acumulación
    Si se dispone de espacio suficiente es una buena opción instalar un depósito que mantenga el agua caliente que previamente haya calentado la caldera. Hay acumuladores de 25, 50, 100, 200… litros, según las necesidades del usuario.
  2. Cambiar de caldera por una que disponga de acumulación interna
    Hay calderas que incorporan un acumulador, por las dimensiones máximas suelen ser de hasta 25 litros. Estas calderas suelen ser las más altas de gama proporcionando un mayor confort.

Instala un acumulador o cambia tu caldera ahora
91 438 99 06
¡En una mañana instalado!

Agua muy caliente o muy fría. La caldera arranca y para constantemente

Si consideras que tienes un caudal no muy alto y la temperatura del agua no es constante; intervalos de agua muy caliente y muy fría o la caldera arranca y para de forma recurrente puede ser debido a un problema con el intercambiador sanitario.

Obstrucción en el intercambiador sanitario

Dentro de la caldera hay un componente de gran importancia llamado intercambiador sanitario, esta es la pieza encargada de calentar el agua que irá a los grifos y duchas de la casa.

Intercambiador sanitario de calderaNOTA: El intercambiador sanitario es un transmisor de calor entre dos circuitos independientes del tipo agua-agua (un radiador de casa es un intercambiador aire-agua). Dentro de esta pieza hay dos circuitos, el de la caldera (agua primaria) y el sanitario (el agua que llega a los grifos), no se mezclan nunca.
La pieza se compone de una serie de cavidades estrechas de acero inoxidable o aluminio por las que circulan el previamente calentada en la cámara de combustión y por el otro el agua fría que le roba calor (esta agua irá a los grifos).
En zonas con aguas con mucha cal, esta componente tiene que sustituirse recurrentemente por la obstrucción que produce.

Con el paso del tiempo las cavidades del intercambiador sanitario se van estrechando debido a depósitos de cal u otros sólidos, provocando que el agua de la caldera suba mucho de temperatura, llegando a pararse y sin haber podido calentar el agua que llega a nuestra ducha o grifo.

Cambiando con periodicidad el intercambiador sanitario, se consigue que:

  1. El agua caliente salga con más temperatura y de forma constante.
  2. La caldera alargue su vida forzándose menos y manteniendo un alto rendimiento.

Repara o revisa ahora tu caldera
91 438 99 06
Trabajo rápido, limpio y seguro

En resumen

Si notas que el agua no sale suficientemente caliente o se interrumpe constantemente, comprueba el caudal de agua que sale de los grifos y redúcelo si es alto (ahorrando agua y gas) y si el problema está en la caldera que notas que arranca y para constantemente estará ocasionado por obstrucción en el intercambiador sanitario.